Wall Street responde plano a la desconfianza de las constructoras del sector residencial

En una jornada marcada por la indecisión, Wall Street terminó enfundándose el verde. Los resultados empresariales positivos de IBM y Halliburton despejaron una vez más el fantasma de la recaída en la crisis y el Dow Jones se despidió con una subida del 0,56% hasta los 10.154 puntos.

El Nasdaq Composite escaló 0,88% hasta los 2.198 puntos a lomos de unos beneficios de IBM que pasaron de los 3.100 a los 3.400 millones de dólares. El tecnológico sufrió fuertes descensos la semana pasada, porque los inversores asumieron que los resultados de Google eran peores de lo esperado y restaron importancia a los de Intel, que logró el mejor trimestre de sus 42 años de historia.

El S&P 500 se revalorizó un 0,60% hasta los 1.071 puntos. El barril de crudo de referencia en Estados Unidos, el Texas Intermediate, se pagó a 76,43 dólares, un 0,55% más que el viernes. El Brent, de referencia en Europa, subió un 0,17% hasta los 75,50 dólares.

Por la volatilidad de la sesión, el oro no sólo ha suavizado su caída sino que aumenta su valor en 0,14% hasta los 1.184 dólares la onza. La moneda estadounidense también aterriza, más lentamente, un 0,0055% frente al euro. La divisa comunitaria se paga en estos momentos a 1,29 dólares.

Los incentivos fiscales para comprar una vivienda en Estados Unidos caducaron el pasado uno de mayo y las expectativas de los consumidores se desplomaron hace pocos días. El informe de la National Association of Home Builders da por hecho que su efecto combinado les va a perjudicar y, por ello, su confianza en el futuro pasa de los 16 puntos de junio a los 14 puntos de julio.

Los resultados de Halliburton bombearon oxígeno a la Bolsa de Nueva York. La perforación petrolera le ha permitido a la segunda industria estadounidense por capitalización aumentar un 83% sus beneficios proporcionar un impulso momentáneo a las empresas relacionadas con el crudo.

El pesimismo de la semana pasada parece superado, al menos, hasta que vuelva a sonar la campana. La fuerte caída de la confianza de los consumidores según la Universidad de Michigan, la decepción de los mercados con los resultados de Google en el ámbito tecnológico y de Bank of America o Citigroup en el financiero, todo ello, contribuyó a crear la sensación de que Estados Unidos podía recaer en la recesión económica. La publicación de las actas de la Fed, que apostaban por una recuperación más lenta de la prevista, también oscureció las perspectivas.

Anuncios

2 comentarios en “Wall Street responde plano a la desconfianza de las constructoras del sector residencial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s