La Banca Española pasa con nota su examen

Las pruebas de resistencia realizadas a la banca española arrojan una conclusión para los mercados : está sana y resistirá los escenarios más adversos de evolución de la economía,unas hipótesis muy remotas

Sólo cuatro grupos de cajas, que representan el 7,2% de los activos de todo el sistema financiero, van a tener que ajustarse a los requisitos de capital que solicita Bruselas (un Tier 1 del 6%) para evitar cualquier duda sobre el sector en el continente.

Los suspendidos en el examen han sido Diada (la unión de Caixa Catalunya, Caixa Tarragona y Caixa Manresa), que necesitará una inyección de capital de 1.032 millones de euros; Espiga (la unión de Caja Duero y España), que necesitará fondos adicionales por 127 millones; Banca Cívica (la integración de Caja Navarra, CajaCanarias y Burgos) que requerirá 406 millones; y Unnim (la fusión de Caixa Sabadell, Terrassa y Manlleu), que deberá buscar 270 millones adicionales de capital. También suspende el examen CajaSur, que según las pruebas necesitaría 208 millones de capital nuevo, aunque sus problemas ya están resueltos tras su adjudicación a BBK.

Optimismo

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, restó importancia a que estas cuatro entidades vayan a necesitar 1.835 millones de euros y destacó la resistencia del sistema bancario español. Puntualizó que “una prueba de resistencia no es una previsión”, por lo que la probabilidad de que se cumpla el peor escenario presentado en este test es “altamente improbable”. Todas las cajas españolas mantienen en el contexto más adverso su ratio de Tier 1 (capital, reservas y preferentes sobre activos ponderados por riesgo) por encima de los mínimos legales. No obstante, los ministros de Economía y Finanzas de la UE han elavado los requisitos de capital del 4% al 6%, una nota que no han superado estas cajas.

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, se felicitó por el hecho de que las pruebas de resistencia demuestren que las entidades españolas son “robustas y solventes” y destacó que las necesidades de capital adicionales que necesita la banca española son “absolutamente insignificantes”.

Las principales entidades españolas aprueban con nota el test. Banco Santander mantendría una ratio Tier 1 del 10% en el escenario más estresado. El otro gran grupo bancario español, BBVA, obtendría un nivel de solvencia del 9,3% y La Caixa, por el momento la entidad líder del sector de cajas hasta que fragüe la fusión fría de Caja Madrid, pasa el test con una ratio de Tier 1 del 7,7%. El gobernador destacó que España podría haberse limitado a hacer las pruebas de estrés simplemente con estas entidades, que representan más del 50% del sector.

No obstante, Fernández Ordóñez puntualizó que aunque a corto plazo las entidades que no han pasado la prueba puedan verse penalizadas, pese a que ahora están sanas, a largo plazo la transparencia total va a ser buena por que los inversores van a tener toda la información sobre la salud de las entidades.

Apuntó también que el escenario que se ha aplicado a las entidades españolas en las pruebas es más duro que otros países, con una previsión de una caída adicional del PIB de 3,6% adicionales en el período 2010-2011, una caída de la vivienda construida del 28% adicional y una caída del precio de los suelos del 61%.

Fernández Ordóñez se mostró confiado en que la publicación de estos test sea una piedra más para que se recupere la confianza hacia España en los mercados y que las entidades puedan volver a financiarse a precios más moderados. En este sentido, apuntó que en España ya se están haciendo los deberes con el ajuste fiscal y puntualizó que “no todo es perfecto” y debería avanzarse más en la reforma laboral y en la reforma de las pensiones.

Las cajas necesitan 1.835 millones

Cuatro cajas (Espiga, Diada, Banca Cívica y Unimn) suspenden la prueba de solvencia y necesitarán 1.835 millones de euros adicionales. También suspende el test CajaSur, que necesitaría una inyección de capital de 208 millones, aunque sus problemas están resueltos con su adjudicación esta semana a BBK. Ahora, el Banco de España citará a estas entidades para que les presenten alternativas para captar este capital.

Algunas, como Banca Cívica, ya han encontrado soluciones privadas para captar los recursos propios que necesitan (pág. 18). Si la solución privada no llega, las entidades podrán recibir ayudas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob), del que ya se han utilizado 10.583 millones de euros y del que se podrían sacar los 1.835 millones que necesitan las cajas tras las pruebas de estrés. Ayer Bruselas dio el visto bueno a la ampliación del Fondo. Tanto el Gobierno como el Banco de España consideran estas necesidades insignificantes. Salgado descartó que el Tesoro español vaya a tener que emitir más deuda para financiar esta recapitalización extra de las cajas. Ordóñez, por su parte, destacó que la reordenación financiera ha comprometido menos del 1% del PIB en dinero público.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s