Amígdala en el centro de la red social

Publicado en línea 26 de diciembre de 2010/Naturaleza/doi : 10.1038/Nov.2010.699

Noticias

Amígdala en el centro de la red social
Un centro de cerebro de procesamiento de la emoción más grande está vinculado a un círculo más grande de amigos.

Janelle Weaver

El tamaño de la amígdala (en un círculo) indica el alcance de su red social.
Brad Dickerson¿Cuántos amigos tienes? Una respuesta bruto pueda preverse por el tamaño de una estructura de cerebro pequeño, en forma de almendra que está presente en una amplia gama de vertebrados, los científicos informan hoy en Nature Neuroscience.

Los investigadores estudiaron la amígdala, que participa en funciones interpersonales como interpretar expresiones faciales emocionales, reaccionando a las amenazas visuales y confiar en los extraños. Comparaciones interespecífica en primates no humanos anteriormente han demostrado que el volumen de amígdala está asociado con tamaño de tropas, lo que sugiere que la región del cerebro es compatible con las habilidades necesarias para una vida social compleja de 1.

Sobre la base de estos últimos hallazgos, psicólogo Lisa Feldman Barrett de Northeastern University en Boston, Massachusetts, se pregunta si un tamaño mayor de la amígdala permite algunos seres humanos construir un mundo social más rico.

Equipo de Barrett mide el volumen de la amígdala en 58 adultos sanos, usando imágenes del cerebro se reunieron durante los períodos de sesiones de imagen por resonancia magnética. Para construir las redes sociales, los investigadores pidió a los voluntarios de cuántas personas se mantuvo en contacto regular con y cuántos grupos a aquellos individuos pertenecían a.

Encontraron que los participantes que tenían las redes sociales más grandes y más complejas tuvieron mayores volúmenes de la amígdala. Este efecto no depende de la edad de los voluntarios o su propia percepción social apoyo o vida satisfacción, sugiriendo que la felicidad no es el factor causal subyacente que une el tamaño de esta estructura de cerebro en un individuo a su número de amigos 2.

“Estamos todos predeciría debe encontrarse esta relación, pero lo [los autores] hicieron de una manera muy inteligente por descartar otras variables,” dice neurocientífico cognitivo Kevin Ochsner de la Universidad de Columbia en Nueva York. “Por eso creo que este documento se va a terminar siendo un clásico de la cita, ya que demuestra la relación de una manera que le da confianza que es real,”, añade.

Teaser de cerebro
Pero aún es un misterio cómo la amígdala contribuye a las redes sociales. Tal vez la respuesta de la estructura a caras, emociones o recuerdos emocionales influencias si alguien decide desarrollar y mantener relaciones, dice Brad Dickerson, un neurocientífico cognitivo en el Hospital general de Massachusetts en Boston, quien ayudó a dirigir el estudio.

Es probable que el comportamiento social se basa en un conjunto mucho más amplio de regiones del cerebro, dice Dickerson. En el futuro, el equipo usará enfoques de neuroimagen funcional para determinar la relación entre los patrones de actividad cerebral en un individuo y el tamaño de los grupos sociales a los que pertenecen.

Otra cuestión importante es si una amígdala grande es una causa o la consecuencia de tener una gran red social. “Al final, es probablemente algunos de ambos,” dice de Ochsner. “Pero primero había que establecer la relación que existe realmente antes de que podría abordar esas cuestiones críticas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s