TRES GENES PODRÍAN IMPULSAR A LOS JÓVENES A CONVERTIRSE EN DELINCUENTES

352f1f120abc5cbdf1439f0018c20f59 f829806479aea059e94e296e70f02d25

PSIQUIATRÍA

TR. PERSONALIDAD Y HÁBITOS  / TRASTORNO ANTISOCIAL DE LA PERSONALIDAD (PSICOPÁTICA)

18 diciembre, 2014

Tres genes podrían impulsar a los jóvenes a convertirse en delincuentes

Fuente: Journal of Experimental Child Psychology
Referencia: Volumen 130, número , página(s) 209–217
Fecha: Febrero 2015

Según un estudio de la Universidad de Montreal, tres genes podrían impulsar a los jóvenes a convertirse en delincuentes, aunque el entorno es determinante en la posibilidad de que estos genes se impongan o no.

c7b94b582661e055cb1d161e8fbedbf4

En el estudio, en el que participaron 1.337 estudiantes suecos de entre 17 y 18 años, se buscaba además determinar si la delincuencia juvenil estaba asociada a la interacción entre genes distintos.

Los participantes completaron, de forma anónima, cuestionarios sobre sus actitudes delincuentes, sus  conflictos familiares, sus experiencias de abuso sexual, y sobre la calidad de sus relaciones con sus padres. También proporcionaron una muestra de saliva de la que los investigadores extrajeron el ADN para su análisis.

7702f685311377981935e299354f8fec f5b7715020fb544ef4fad42e27025db2

Por una parte se descubrió que una variante menos activa del gen MAOA, que codifica unas enzimas llamadas monoamino oxidasas (MAOA), puede predisponer a los hombres que han sufrido abuso físico en la infancia a conductas antisociales graves en la edad adulta. Entre las mujeres, la variante del gen MAOA tiene el mismo efecto, si estas han sufrido circunstancias adversas en su infancia.

Por otro lado, se constató que una variante del gen BDNF, que codifica el factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF), que a su vez modula la plasticidad neuronal (la capacidad de las células cerebrales para reorganizar sus conexiones) también está asociada al comportamiento agresivo si las personas que tienen dicha variante han interactuado con personas agresivas.

145ae6771e56489489b0146d4f019df6 9ac463684ae57def19a93fc143d1e6bf

El tercer gen identificado fue el transportador de la serotonina 5-HTTLPR. Una variante de baja actividad de este gen puede hacer que las personas expuestas a la adversidad en la niñez sean más propensas a mostrar un comportamiento antisocial y agresivo, señalan los investigadores en un comunicado de la Universidad de Montreal.

“Encontramos que estas tres variantes genéticas, si interactúan entre sí y con conflictos familiares y abusos sexuales aumentan la probabilidad de comportamiento antisocial”. La buena noticia es que “una relación positiva entre padres e hijos disminuye el riesgo de delincuencia” a pesar de dichas variantes, afirman los autores del estudio.

7843deae7575704f9aac1b0adf90f79b

Por tanto, todas estas variantes genéticas podían asociarse con niveles altos y bajos de delincuencia dependiendo de la exposición de los individuos a ambientes positivos o negativos.

Los resultados se suman a los de estudios previos que demuestran que los genes afectan al cerebro y al comportamiento mediante la alteración de la sensibilidad a cada entorno, concluyen los investigadores.

252871_208624145841495_6435456_n 84591c39d743144ba334411b24673616

Para acceder al texto completo es necesario consultar las características de suscripción de la fuente original:http://www.sciencedirect.com/science/journal/00220965

ETIQUETAS →
FUENTE:
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s